agosto 7, 2020

Es lo que opino

Noticias y reseñas de productos

guia sillas de paseo bebe

Todo lo que necesitas saber para elegir la silla de coche para tu bebé

Que difícil momento en que unos padres son primerizos. Estábamos pletóricos, pero en cuanto empezamos a investigar todo lo que tendríamos que comprar para nuestro retoño, empezó el estrés. Las primeras listas de imprescindibles estaban llenas de palabras que nunca antes habíamos escuchado: polaina, muselina…

Como padres primerizos (aunque esto es algo anecdótico, porque es igual de importante aunque se repita maternidad o paternidad) teníamos clara una cosa: la seguridad de nuestro bebé ante todo. Por ello, la primera –y más importante- decisión era la sillita de coche.

Y es que nada más salir del hospital, con un nuevo (y minúsculo) miembro de la familia en brazos, íbamos a montar en nuestro coche dirección a casa. ¡Cómo recuerdo ese viaje! Creo que nunca habíamos conducido tan poco a poco. De golpe, sientes todo el peso de la responsabilidad sobre tus hombros. Así que elegir cuál es la mejor silla de bebé es, sin duda, una de las grandes primeras responsabilidades de los futuros padres.

Un recién nacido es frágil y corre un mayor riesgo de sufrir lesiones en caso de tener un accidente en coche. Aprovechamos los meses de embarazo para analizar cuál era el sistema de retención infantil más adecuado. En el mercado existen tres, aunque los más recomendables son los portabebés y las sillas fijas para el coche. Por lo tanto, esta es la primera decisión que debíamos tomar.

Además también nos teníamos que asegurar que la silla escogida fuera compatible con el asiento de nuestro vehículo (no todas sirven para todos) y que estuviera homologada bajo cualquiera de estas dos normativas: la ECE R44/04, que clasifica los dispositivos por grupos de peso, y la más reciente, que se basa en la estatura.

Un portabebé portátil y ligero

A la hora de elegir el mejor portabebés debemos comprobar que se pueda ir adaptando a las necesidades del niño a medida que va creciendo. Algunos modelos lo consiguen, por ejemplo, con el sistema de reclinación patentado, que modifica la estructura interna del portabebés al ajustar el reposacabezas a la altura del niño.

A la hora de escoger un portabebés, deberás tener en cuenta que tenga arnés de cinco puntos para repartir mejor la energía en caso de impacto

También es recomendable que cuente con base Isofix, que facilitará el montaje y ofrece mayor seguridad. Hay bases que, además, ayudan a ofrecer una posición aún más adecuada, ergonómica y segura para el bebé, y a compensar la excesiva inclinación de muchos asientos de coche. Es el caso de la Base Flex de este modelo de portabebés de Britax Römer, que permite ajustar el ángulo de inclinación en cuatro posiciones. Y siempre es mejor que tenga arnés de cinco puntos y no de tres puntos, para repartir mejor la energía en caso de impacto.

Aunque el portabebés se puede colocar en una silla de paseo, no hay que olvidar que están concebidos principalmente como silla de seguridad para el coche y que solo deben utilizarse en el cochecito durante cortos periodos de tiempo, como, por ejemplo, para ir del coche a casa o para hacer un recado rápido.

Lo mejor para largos paseos es el capazo. El bebé irá en posición horizontal y tendrá total libertad de movimientos. Por eso, el mercado cuenta con una amplia oferta de carritos de tres piezas, que están compuestos por silla de paseo, capazo y portabebés para el coche.

Sillas fijas más duraderas

La otra opción recomendada para los recién nacidos y bebés de pocos meses es una silla de coche fija. En este caso, los padres prescinden del portabebés y solo se hacen con una silla de paseo y un capazo. Existen marcas que disponen de una silla que ofrece una seguridad sin concesiones para los más pequeños de la casa.

Las sillas fijas suelen ser aptas desde el nacimiento hasta los 4 años de edad, aproximadamente, por lo que se podrá usar más tiempo que un portabebés. Para los primeros meses, se usarán con un reductor para recién nacidos que les proporciona una postura más ergonómica y recostada. Y a medida que vaya creciendo se irá incorporando. Existen algunas que permiten reclinar en seis posiciones en cualquier edad y orientación, mientras que su barra antivuelco ajustable proporciona un 10% más de espacio para sus piernas.

Las sillas fijas suelen ser aptas desde el nacimiento hasta los 4 años de edad, aproximadamente, por lo que se podrá usar más tiempo que un portabebés

Además, este modelo con giro de 360º puede utilizarse a contramarcha desde los 40 hasta los 105 cm de estatura o 18 kg de peso. Viajar de espaldas a la marcha es la mejor manera de proteger al bebé en una colisión frontal.

Pero no solo hay que pensar en la seguridad del bebé, también en la practicidad y en la comodidad de cara a los padres. En el caso de este modelo, por ejemplo, los adultos podrán colocar y abrochar al niño de manera muy sencilla girando la silla 90º, mirando hacia la puerta abierta del coche. Algo que sus espaldas agradecerán.

Así que sí, a la larga lista de palabras desconocidas, lo más importante mientras esperamos un retoño es aprender todos los puntos clave en cuanto a seguridad. Los trayectos en coche, sean cortos o largos, son importantes, por lo que elegir el mejor sistema de retención es una decisión vital. Sea como sea, siempre homologados y de confianza. Ser padres es maravilloso, pero también la mayor responsabilidad del mundo.